Volver a Nro. 65 - Julio 2018
Lecturas 494 - Comentarios

Nueva publicación sobre ELANS

"Energy intake and food sources of eight Latin American countries: results from the Latin American Study of Nutrition and Health (ELANS)" fue publicada por la revista Public Health Nutrition.

Resumen

Objetivo: Pocos estudios anteriores en América Latina han proporcionado datos sobre composición de la ingesta dietaria con metodología estandarizada. Este estudio tuvo como objetivo caracterizar la Ingesta Energética (IE) y describir los principales alimentos fuente de energía en muestras representativas de la población urbana de ocho países de América Latina del Estudio Latinoamericano de Nutrición y Salud (ELANS).
Diseño: Estudio transversal. Se evaluó el consumo usual a través de dos encuestas de ingesta de 24 horas en dos días no consecutivos.
Entorno: Áreas urbanas de ocho países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Venezuela). Desde septiembre de 2014 hasta julio de 2015.

Sujetos: Adolescentes y adultos de entre 15 y 65 años. Muestra final compuesta por 9218 individuos, de los cuales 6648 (72,1%) fueron considerados para este estudio.

Resultados: En general, el IE significó 1959 kcal/d con una distribución balanceada de los macronutrientes (54% de carbohidratos, 30% de grasas, 16% de proteínas). Las principales fuentes alimentarias de energía fueron los granos, pastas y panes (28%), seguidos por carnes y huevos (19%), aceites y grasas (10%), bebidas sin alcohol caseras (6%) y bebidas listas para el consumo (6%). Más del 25% del IE fue proporcionado de fuentes alimentarias ricas en azúcares y grasas, como las bebidas azucaradas, productos de pastelería, snacks y golosinas. Mientras tanto, sólo el 18% del IE provino de alimentos ricos en fibra y micronutrientes, como granos, raíces, frutas, verduras, legumbres, pescados y nueces. No se observaron diferencias críticas en cuanto a edad o género.

Conclusiones: Los esfuerzos en salud pública para disminuir el consumo de carbohidratos refinados, carnes, aceites y azúcares, y para incrementar el consumo de alimentos ricos en nutrientes en la región son una prioridad para alcanzar una dieta más saludable.

Encontrarán más información sobre esta publicación aquí